PUERTOS CANARIOS

 

lo

Bergé automatizará su terminal en el Puerto de Bilbao este mismo año 2019. El objetivo de la operadora portuaria es ofrecer servicios interactivos, aumentar la eficiencia de las operaciones, así como la agilidad y transparencia de todos los trámites, reforzar su compromiso con el medio ambiente. Supondrá importantes mejoras en la gestión del transporte y control de acceso, dando respuesta a los requerimientos del nuevo Código Aduanero de la Unión (CAU). También facilitará la trazabilidad de los productos y la conectividad con clientes y destinatarios finales, así como el intercambio de información en tiempo real.

La primera fase del proyecto, de obra civil, consiste en el cerramiento perimetral de la terminal dos del muelle de Santurce  y así con una terminal exclusiva con entrada propia. En el segundo semestre se le irán incorporando tecnologías de última generación y otras aplicaciones que permitirán la automatización de muchas actividades. Entre ellos destaca un nuevo sistema ERP de planificación de recursos. El nuevo recinto cerrado y exclusivo de Bergé dispondrá de más de 125.000 metros cuadrados descubiertos y 36.000 de almacenamiento cubierto. Estas instalaciones con la tecnología más avanzada se sumarán al millón de metros cuadrados de almacenes que ya tiene la compañía repartidos en diferentes puertos de la geografía española.

En el puerto de Bilbao, Bergé cuenta con tres espacios: las terminales dos y tres especializadas en productos siderúrgicos, carga proyecto y mercancía convencional, y otra zona más específica para operativas de granel. En total son tres terminales, con 256.000 metros cuadrados de almacenaje (75.000 cubiertos) donde la compañía opera casi cuatro millones de toneladas y consigna alrededor de 800 buques al año. Además, opera carga rodada, productos derivados del petróleo y carga proyecto de eólicos en otras terminales dedicadas.

Bergé desarrollará este modelo de terminales en todos sus puertos, campas y talleres de forma progresiva. Actualmente, la operadora está presente en 26 puertos españoles y Bayona (Francia), con una actividad anual de más de 30 millones de toneladas operadas, 10.000 barcos consignados, unas 900 operaciones de fletamento y más de 1.000 escalas al año.