PUERTOS CANARIOS

 

lo

Una de las primeras plataformas petrolíferas en elegir el Puerto de Las Palmas como base de reparaciones, allá por el año 2012, la Eirik Raude, tiene los días contados. Se venderá como chatarra, después de que su actual propietaria, la multinacional Transocean, haya decidido destinarla a desguace al considerar que su reactivación sería demasiado costosa, nada rentable. La Eirik Raude era propiedad de la multinacional Ocean Rig cuando comenzó a atracar en el puerto grancanario, para asombro de quienes la vieron por primera vez con sus imponentes dimensiones: pesa más de 37.000 toneladas y mide casi 120 metros de alto por 110 metros de eslora y 80 de manga.

Transocean, que se apoderó de la plataforma el año pasado a través de la adquisición de su rival Ocean Rig en un acuerdo de $ 2,7 mil millones, anuncia que retirará esta unidad de perforación, además de la decisión previamente anunciada de también eliminar el buque de perforación de Paros Ocean Rig.

Jeremy D. Thigpen, presidente de Transocean y director ejecutivo, ha dicho: "En apoyo a nuestra estrategia de flota, anunciamos la jubilación de ocho activos más antiguos y menos comercializables en 2018 y recientemente anunciamos nuestra intención para retirar el Ocean Rig Paros y hemos decidido retirar también el Ocean Rig Eirik Raude". Thigpen dijo que Transocean inspeccionó los activos de Ocean Rig y asumió que el costo de reactivación asociado con el buque de perforación Ocean Rig Paros y la Eirik Raude sería prohibitivo. “No les atribuimos virtualmente ningún valor en nuestro precio de compra. Ahora, después de pasar un poco más de tiempo evaluando cada plataforma, creemos que el costo de reactivación para  Paros podría acercarse a $ 250 millones y con Eirik Raude probablemente superará los $ 100 millones ", dijo Thigpen.

“Ahora continuaremos con el reciclaje de estos activos de una manera ambientalmente responsable. La eliminación de estos dos equipos de nuestra flota elevará a 49 nuestra cantidad total de activos reciclados desde el inicio de la recesión, ”agregó Thigpen.