PUERTOS CANARIOS

 

lo

Los trabajos de remotorización en el ferry Abel Matutes de Baleària han alcanzado, una de las fases claves del proceso: la incorporación de dos tanques de 178 metros cúbicos de gas natural licuado para que el buque pueda navegar con esta energía limpia. La maniobra de izado e instalación, que se llevó a cabo el pasado fin de semana, duró aproximadamente siete horas.

La reconversión a gas del ferry, realizada a flote en Valencia, consiste en cambiar sus dos motores principales actuales MAK 9M 43 C a motores duales MAK 9M 46 DF, por lo que podrá usar, además de los combustibles convencionales, el gas. Está previsto que los trabajos de remotorización acaben a finales de junio.

El ferry Abel Matutes, siguiendo con el plan de la naviera de modernizar su flota para que en el 2021 nueve de sus barcos naveguen a gas, es el segundo buque que se somete a este proceso de remotorización. El primero fue el ferry Nápoles y le seguirán los ferris Martín i Soler, Bahama Mama, Sicilia y Hedy Lamarr.

Baleària ha apostado por incorporar el GNL en sus buques, una iniciativa que comenzó hace ocho años y que responde a criterios de responsabilidad social y rentabilidad económica, adelantándose a las exigentes normativas en materia de gases contaminantes. A finales del 2021, la naviera contará con nueve buques navegando con esta energía limpia, de los cuales 3 serán de nueva construcción (uno de ellos ya está navegando en el Mediterráneo) y seis serán fruto de los trabajos de remotorización que está realizando en su flota y que cuentan con la subvención de un 20 % de la Unión Europea.