PUERTOS CANARIOS

 

fe

Dos miembros de Greenpeace han subido a bordo de la plataforma petrolera Paul B Loyd Junior, ubicada en el noreste de Escocia y gestionada por BP, para pedir a la empresa que paralice la perforación de pozos de petróleo, informó hoy el grupo ecologista.

Los activistas, que se acercaron hasta la plataforma en un barco, lograron subir el domingo hasta ella para desplegar una pancarta en contra del cambio climático.

Su objetivo, según declaró este lunes a la BBC una de las activistas, llamada Jo, es permanecer a bordo de la plataforma "durante días".

Según la organización ecologista, la plataforma de 27.000 toneladas de peso y propiedad de Transocean se dirigía hacía el campo Vorlich, en el norte de la región británica, para perforar nuevos pozos de petróleo operados por BP.

"La idea perversa de que debemos aumentar nuestras reservas de petróleo y gas no puede continuar", afirmó Jo, que instó al Gobierno a "invertir decididamente en la tarea crucial de ayudar a las comunidades petroleras como las de Escocia a pasar de los combustibles fósiles a la industria de bajas emisiones de carbono".

BP, por su parte, señaló que esta tratando de solucionar la situación en colaboración con las autoridades.

En un comunicado, dijo que comparte las preocupaciones de los manifestantes sobre el cambio climático y que trabaja "todos los días para avanzar hacia un futuro bajo en carbono".

Indicó que reconoce "el derecho a la protesta pacífica", pero destacó que las acciones de Greenpeace "son irresponsables y pueden ponerse a sí mismos y a otros innecesariamente en riesgo".

El mes pasado, miembros de Greenpeace bloquearon las oficinas centrales de BP en Londres y exigieron que la compañía pusiera fin a su exploración petrolera.