PUERTOS CANARIOS

 

sw

Otro buque perforador de los atracados o fondeados en puertos canario está a punto de volver a la acción después de haber sido atendido en las islas por empresas especializadas. El West Polaris, atracado de momento en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, parte a finales de julio hacia una nueva misión en aguas de Gabón. El West Polaris está consignado en Canarias por Canarship y ha sido Tenerife Shipyards la empresa responsable de su puesta a punto.

Seadrill Partners informó ayer de que su barco de perforación West Polaris había confirmado un contrato con PC Gabon Upstream para operaciones de perforación en Gabón. El contrato es para un pozo, y se espera que comience en septiembre de 2019, hasta finales de 2019. Se estima que la tasa diaria del contrato es de alrededor de 180.000 dólares en base a un plazo de tres meses.

Los trabajos a cargo de Tenerife Shipyards han sido valorados en 1.379.431 euros, en cuento al impacto económico de los mismos, y ha generado más de ochenta puestos de trabajo. Concretamente, las ejecuciones realizadas han consistido en la ampliación de la capacidad de las zonas de alojamiento para la tripulación y, en consecuencia, el refuerzo de los botes salvavidas para acoger con garantías, en caso de necesidad, el desembarco del nuevo número de tripulantes. 

Por otro lado, cuando parta rumbo a Port Gentile, Gabón, el West Polaris se llevará consigo los cincuenta y cinco tubos para perforación (riser) que dejó en el puerto tinerfeño para trabajos de mantenimiento en su escala de 2018. Estos conductos estuvieron acopiados en la dársena de Los Llanos, que como recinto de Zona Franca Tenerife ha permitido su almacenamiento indefinido, manteniendo en suspenso cualquier obligación de pago de aranceles. 

Cabe asimismo destacar que será en el Puerto de Tenerife donde culmine el procedimiento de inspección obligatoria de los diez años a los que se somete actualmente el West Polaris, trámite de obligado cumplimiento para su operatividad y que también supone la intervención de diferentes técnicos y personal al efecto. 

El “West Polaris”, de bandera panameña, arribó al puerto tinerfeño procedente del puerto de Las Palmas a principios de junio y entre sus características destacan las 59.626 toneladas de registro bruto y los 227 metros que alcanza su eslora.