PUERTOS CANARIOS

 

fe

España vuelve a colarse en el top ten de los países con mejor conectividad marítima. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) ha presentado una nueva edición de su índice anual de conectividad del transporte marítimo, que sitúa a España en la décima posición de este ranking tras adelantar a Alemania.

El índice, puesto en marcha en 2006, muestra una mejora del 20% para el transporte marítimo español a lo largo de estos 14 años, en los que se ha mantenido hasta en 11 ediciones dentro del top ten. La mejor posición la logró en el año 2008, cuando ocupó el sexto puesto.

China vuelve a situarse en la primera posición, que ha ostentado en todas las ediciones de este índice, y logra mejorar su resultado en un 51% desde 2006. Le siguen en el ranking otros tres países asiáticos: Singapur, Corea y Malasia, que ya se situaban en estas mismas posiciones desde el año 2016.

Bélgica, Holanda y Reino Unido son los representantes europeos que acompañan a España en este top ten, del que cae Alemania a la undécima posición. Italia sube a la decimotercera, mientras que Francia cae a la decimocuarta.

“La posición de un país en la red mundial de transporte marítimo de contenedores -su conectividad- es un importante factor determinante de sus costes comerciales y su competitividad”, explica el responsable de Logística de la Unctad, Jan Hoffmann.

La Unctad valora también las posiciones en el otro extremo de la tabla y observa que en estos países no se ha experimentado ninguna mejora, “lo que significa que el comercio de mercancías sigue siendo problemático en esos países, con efectos económicos en cadena”. “Observamos una brecha de conectividad, una diferencia cada vez mayor, entre los países mejor y peor conectados”, asegura Hoffmann.

Para realizar este índice, la Unctad analiza el número de barcos, el número de contenedores movidos, el número de compañías marítimas que utilizan los puertos, el número de servicios regulares y el tamaño de los buques que entran y salen de los puertos de un país.

Además, este año ha sumado otro criterio a estos cinco componentes, para incorporar a los países a los que se puede llegar sin necesidad de transbordo. “Se ha demostrado empíricamente que contar con una conexión de transporte regular directa ayuda a reducir los costos comerciales y a aumentar los volúmenes comerciales”, explica Hoffmann. Según datos de la Unctad, la ausencia de una conexión directa está asociada con un valor 42% menor de las exportaciones bilaterales.