PUERTOS CANARIOS

 

dw

Clean Marine, fabricante noruego de sistemas de depuración de gases de exhaustación (scrubbers) para buques, ha anunciado el lanzamiento de un scrubber de última generación simplificado y mucho más ligero, que permitirá notables ahorros de inversión, instalación y costes operativos a los armadores.

Este nuevo “scrubber desnudo”, como lo ha bautizado su fabricante, se caracteriza por una reducción de un 66% en el peso total del equipo, informa Anave. Esto abarata los costes de inversión en el propio aparato y los de instalación, ya que no es necesario reforzar las estructuras de los buques. Además, se reducen también los tiempos de 4 o 5 semanas a solo 3, con el consiguiente ahorro de periodo de inactividad del buque.

Se trata de un sistema híbrido, es decir puede funcionar tanto en ciclo cerrado como en ciclo abierto, aportando versatilidad y evitando posibles problemas con las normas locales en ciertos puertos. Puede ser mantenido e inspeccionado por los miembros e de la tripulación para maximizar el tiempo de operación. Todos los componentes fundamentales de este scrubber se encuentran perfectamente protegidos de las condiciones climáticas marinas.

Fabricado en acero inoxidable de alta calidad, se trata de una tecnología probada con más de 10.000 horas de operación. Clean Marine ha dotado a este sistema de un armario prefabricado que centraliza todos los controles eléctricos y también facilita su instalación.

Según Nils Høy-Petersen, consejero delegado de Clean Marine, “creemos que este sistema de nueva generación de depuración de gases aplicación podría facilitar que compañías navieras menores optaran por esta solución”.