PUERTOS CANARIOS

 

lo

Deepwater Corcovado, atracado en el dique Nelson Mandela, pintado ya con los colores de Transocean.


Hidramar ha finalizado los trabajos de reparación de la nave Deepwater Corcovado, propiedad de Transocean. Según informa la compañía en un comunicado, "cumpliendo rigurosamente con los plazos de tiempo acordados con el cliente y manteniendo siempre los altos estándares de calidad y, sobre todo, seguridad laboral, que le caracterizan, Hidramar ha conseguido, además, aumentar el coste del proyecto, lo que supone una mayor inversión a la economía de la isla".

El proyecto, que inicialmente preveía la realización de 25 nuevas contrataciones, se ha cerrado con un total de 220 nuevas contrataciones debido al creciente volumen de trabajo que se ha ido realizando en el buque. Asimismo, el coste total del proyecto asciende a los 5.000.000 de euros, una cantidad muy superior a la presupuestada inicialmente.

El comunicado de Hidramar añade que "dadas las buenas relaciones profesionales entre Transocean e Hidramar, así como a los buenos resultados ofrecidos por el astillero grancanario, los diferentes trabajos de reparación ofertados han ido en incremento hasta alcanzar estas cifras más que relevantes". En palabras de Raimundo Vega, superintendente del proyecto, “el proyecto ha avanzado de forma muy favorable. Pese al intento de Hamilton de prohibirnos el acceso al muelle y la lentitud de la Autoridad Portuaria, que puso en peligro el proyecto, hemos conseguido no solo realizar exitosamente los trabajos contratados, sino que se ha aumentado progresivamente los trabajos a realizar en el buque”.

Según Hidramar, "inicialmente la viabilidad del proyecto estuvo en peligro debido al intento de la consignataria Hamilton & Cia de prohibir, sin fundamento alguno, el acceso al muelle a los trabajadores de Hidramar. Algo que, debido a la lentitud de respuesta de la Autoridad Portuaria, provocó que los trabajadores de Hidramar acudieran al ente portuario a pedir por escrito la confirmación de la ilegalidad de la prohibición de acceso al muelle".

"Finalmente, tras estos impedimentos iniciales, el proyecto se ha finalizado en tiempo y forma, aumentando muy significativamente los ingresos que este proyecto ha supuesto para la isla y la cantidad de nuevas contrataciones realizadas", concluye Hidramar en el comunicado remitido hoy.