PUERTOS CANARIOS

 

lo

Corcovado y Mykonos, en el Reina Sofía del Puerto de La Luz, cuando estaban siendo pintados del gris de Transocean.


Los dos buques perforadores que llevan meses en el Puerto de Las Palmas, que antes perteneceían a Ocean Rig, y que ahora en vez de lucir casco verde lucen casco gris tras pasar a propiedad de Transocean, o sea, el Deepwater Corcovado y Deepwater Mykonos, realizan ya pruebas de mar en aguas de Gran Canaria antes de zarpar rumbo a sus nuevos destinos. El Mykonos lleva ya varios días realizando estas pruebas, tras abandonar el dique Reina Sofía del Puerto de Las Palmas, mientras que el Corcovado zarpaba ayer desde el dique Nelson Mandela del mismo puerto hacia aguas del noreste de Gran Canaria, donde se encuentra ahora a una velocidad de 5 nudos. Ambas embarcaciones han sido objeto de trabajos de mantenimiento y de reparaciones navales, al tiempo que operarios de Canary Rope han completado la puesta a punto de su casco, con los colores propios de la nueva compañía, con el gris como predominante.

El perforador Mykonos ha sido contratado por Petrobras para un contrato de 550 días más un período de opción de 815 días en la zona de alta mar en Brasil. El contrato se extenderá desde noviembre de 2019 hasta mayo de 2021.

Además, Petrobras ha adjudicado un contrato de 629 días, más un período de opción de 680 días, en la zona offshore de Brasil al buque Corcovado. La tarifa diaria de la plataforma es de 195.000 dólares y el contrato durará desde noviembre de 2019 hasta mayo de 2021.