PUERTOS CANARIOS

 

lo

Foto: ©Christophe Breschi


Después de unos primeros días de navegación en grupo los participantes en la Mini Transat La Boulangère comienzan a distanciarse unos de otros, para adquirir el perfil propio de esta exigente aventura para navegantes en solitario. A última hora de la jornada de este miércoles 9 de octubre la flota de la Mini abarcaba desde el Cabo de Finisterre hasta la latitud de Lisboa, en donde ya se distanciaban los competidores más diestros en la presente edición de la prueba. Los 87 participantes que zarparon el pasado sábado desde La Rochelle(Francia) continúan así en su travesía hacia Las Palmas de Gran Canaria.

La capital grancanaria, cuyas áreas de TurismoCiudad de Martambién participan en la organización de la regata, acogerá en las próximas semanas a esta singular flota, que zarpará desde el Muelle Deportivo el 2 de noviembrerumbo a su meta: Le Marin, en Martinica, al otro lado del Atlántico.

Ningún navegante se ha rendido aún en su aventura, si bien un reducido número de ellos se ha visto obligado a realizar escalas técnicas para intentar superar las inconveniencias que han sufrido en estos primeros días de aventura.

Esta primera etapa La Rochelle-Las Palmas de Gran Canaria seguirá progresando en estas jornadas. En torno al viernes se espera que las primeras embarcaciones alcancen latitudes próximas a Canarias, con un viento más suave que el que han tenido que afrontar los marinos hasta la fecha. Los participantes compiten en las categorías de Proto(embarcaciones hechas específicamente para los participantes) y Serie(con navíos de fabricación de serie).