NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

SW

Desde que, el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase como pandemia el COVID-19, los gobiernos de todo el mundo han tomado medidas de gran alcance para contener la propagación del virus.

El sector del transporte desempeña un papel crucial en el suministro de bienes, en particular: medicamentos, dispositivos médicos, alimentos y otros productos básicos necesarios para superar esta crisis. El sector del transporte también ha demostrado ser un instrumento vital en estos tiempos en los que muchos ciudadanos europeos tienen restricciones de movilidad.

Las asociaciones europeas abajo firmantes que representan al transporte, administradores de infraestructura, operadores, trabajadores de todos los modos de transporte y logística, contratistas, autoridades locales y regionales, proveedores de servicios logísticos, transportistas, usuarios y proveedores de equipos en el sector marítimo, portuario, fluvial, ferroviario, vial, los sectores de ciclismo, aviación e intermodal, así como las industrias y empresas de apoyo, respaldan conjuntamente la siguiente declaración, informa Anave:

  • Destacan el papel clave que desempeñan el transporte y la logística para el abastecimiento de productos esenciales en este período crítico y subrayan que la infraestructura de transporte es, a este respecto, una infraestructura crítica;
  • Muestran su respeto y apoyo a todos los trabajadores de la cadena de suministro que hacen posible la continuidad de los servicios de transporte, el movimiento de productos y mercancías esenciales, así como la repatriación de ciudadanos inmovilizados en el extranjero y, por tanto, que desempeñan un papel importante para ayudar a los ciudadanos europeos a superar esta crisis;
  • Piden a los Estados miembros de la UE que autoricen el cruce fluido de las fronteras para el transporte de mercancías, tanto dentro de la UE como con terceros países. A este respecto, apoyan plenamente el establecimiento de corredores “verdes” de mercancías, en coordinación con todas las partes interesadas del transporte afectadas;
  • Apoyan las medidas y acciones tomadas por la UE y los gobiernos nacionales para contener la propagación del COVID-19 y piden a los Estados miembros que coordinen su respuesta al COVID-19 y sigan las directrices de la Comisión Europea sobre gestión de fronteras;
  • Reiteran la importancia de proteger la salud y la seguridad de los trabajadores del transporte, especialmente a través de equipos de protección personal, así como su acceso a instalaciones sanitarias, alimentos y bebidas limpias y desinfectadas;
  • Destacan que los sectores del transporte y la logística se basan en una fuerza laboral física y piden a la Comisión Europea y a los Estados miembros que faciliten su movilidad, incluida su repatriación;
  • Instan a los responsables políticos a que ayuden en su recuperación a un sector de transporte muy afectado, para garantizar la conectividad futura, tanto para los pasajeros como para el transporte de mercancías, y para revitalizar las arterias del mercado interno tan pronto como termine esta crisis.

Se puede descargar el texto de la declaración en inglés en el siguiente enlace