PUERTOS CANARIOS

 

ops

El Clúster Marítimo Español (CME) celebró un nuevo 'Encuentro con la Mar' que bajo el título de 'El suministro eléctrico en atraque OPS, ¿es una alternativa necesaria y viable?', puso de manifiesto la necesidad de reducir el impacto contaminante de los buques durante su estancia en puertos, especialmente en lo que concierne a la emisión de gases y nivel de ruidos. Una problemática que puede evitarse gracias a la conexión eléctrica directa, donde ya se están desarrollando diversas experiencias en diferentes puertos españoles que se expusieron durante la jornada.

Abrió el encuentro Federico Esteve, presidente de honor del CME, que resumió la problemática generada durante la estancia de los buques en los puertos. Y es que estos están cada vez más integrados en las ciudades, cuando no son parte del corazón mismo de éstas, por lo que su actividad repercute de forma sustancial en toda la urbe, sus habitantes y calidad de vida. En este sentido, el atraque de un buque genera contaminación acústica y ambiental por el uso de los motores para el suministro eléctrico, algunos con un fuerte consumo, como el caso de los cruceros, lo que está llevando a algunas ciudades a plantearse limitaciones al sector de cruceros. Según Esteve, estas políticas mermarían la competitividad del sector, así como perjudicarían la economía de la ciudad, pues los cruceros son una importante fuente de ingresos. En cambio, una alternativa es la conexión del buque en el puerto, tendencia que se está llevando a cabo en toda Europa, buscando esa conectividad y evitar la contaminación que genera, entre otros aspectos.

Esta alternativa necesaria y viable es la denominada cold ironing, que el CME lleva tratando desde hace cuatro años cuando creó el grupo de trabajo con el mismo nombre, dado del interés de grandes navieras de cruceros, y dentro del Proyecto OPS Master Plan for Spanish Ports, liderado por Puertos del Estado. El cold ironing es la conexión del buque en el puerto mientras esté atracado de manera que mantiene la maquinaria apagada, porque la energía la obtiene de la conexión eléctrica en el puerto, evitando con ello las emisiones contaminantes por gases del combustible y los ruidos del motor. Esteve explicó que esta tecnología se suma a los esfuerzos por reducir el impacto medioambiental de la actividad marítima que hace el sector, al igual que los combustibles usados cada vez son menos contaminantes o se aplican alternativas como el gas natural licuado (GNL).

Javier Mora, de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, explicó las diferentes conexiones que han desarrollado en los puertos de la provincia de Tenerife (Tenerife, La Gomera, La Palma y el Hierro). Entre las dificultades destaca la variedad de buques y necesidades de conexión en atraque, pero aún con todo, la Autoridad Portuaria se ha puesto manos a la obra para darles a las navieras ese suministro. También destacó que de entre todas inversiones necesarias para ofrecer este servicio de conexión, el sistema de conexión representa casi la mitad del presupuesto de la obra civil.

Otro aspecto importante según Mora, es la facilidad de entendimiento con las navieras que hacen una ruta fija, pues pueden hablar y entenderse para darles el servicio, pero no es igual con los cruceros o las plataformas que vienen puntualmente, donde la variedad es muy amplia y cuesta más tener ese entendimiento para poder darles el servicio.

Si bien el puerto de Las Palmas de Gran Canaria todavía no tiene ningún proyecto consolidado, como ocurre en otros puertos canarios, sí que tiene la intención de colaborar con Puertos del Estado para fomentar el ‘cold ironing’, comentó César Martín, de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. Actualmente el proyecto piloto está en fase de estudio de viabilidad y se pondrá en marcha para un remolcador de SASEMAR, para buques en reparación y para la flota pesquera, que atracan en unos muelles donde ellos tienen ahora sus propios grupos electrógenos, comentó Martín, que también son un gran foco de ruido y contaminación.

VIDEO DEL PROYECTO: