PUERTOS CANARIOS

 

LO

Durante aproximadamente un mes y medio, el buque perforador Saipem 12000 permanecerá atracado en el dique Reina Sofía del Puerto de La Luz y de Las Palmas. Permaneció en fondeo en aguas de la bahía capitalina desde el pasado mes de mayo, pero ya ha llegado el momento de ir poniendo la maquinaria a punto para volver a la faena. Lo hace en las instalaciones de ASTICAN. 

El Saipem 12000, consignado por Bergé Marítima, ha sido la embarcación elegida por la multinacional ENI para perforar en aguas de Mozambique a partir de mediados de 2019. El contrato prevé en principio una actividad de 15 meses, pero todo apunta a que podría alargarse hasta los tres año. Antes, si no hay contratiempos, deberá modernizar parte de medios de producción. Entre ellos, el denominado BOP, una válvula esencial para el trabajo de perforación que evita cualquier tipo de escapes o vertidos en el mar. Para su instalación y puesta a punto se confía en ASTICAN, una empresa de reparaciones navales que ya ha realizado este tipo de trabajos recientemente en otros buques perforadores que han recalado en Las Palmas. 

Con bandera de Bahamas, el Saipem 12000 cuenta con un peso muerto de 59.116 toneladas. Mide 228 metros de eslora por 42 de manga. Fue construido en Corea del Sur en el año 2.010. Se trata de un perforador de sexta generación que dispone de seis hélices azimutales y que puede trabajar a profundidades superiores a los 10 mil metros. Este perforador pertenece a la empresa Saipem, una compañía del sector de la industria del petróleo y gas subsidiaria de la compañía de energía italiana Eni, que posee aproximadamente el 43% de las acciones de Saipem.

El pasado mes de febrero, Eni decidió posponer sus planes en el Mediterráneo y derivar al Saipem 12000 a aguas de Marruecos tras un incidente en Chipre con buques militares turcos. Los turcos decidieron bloquear al Saipem 12000 cuando se dirigía a realizar trabajos de perforación al sureste de Chipre. El suceso tuvo una gran repercusión internacional. Grecia llegó a solicitar incluso ayuda a la Unión Europea para que Turquía cesara en su actitud. Hasta que la diplomacia no encuentre una salida al conflicto sobre las zonas económicas exclusivas en torno a Chipre, que históricamente disputan Turquía y Grecia, el Saipem 12000 no volverá al Mediterráneo.