PUERTOS CANARIOS

 

LO

Una delegación de La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras, ANESCO, se ha reunido hoy con la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, con objeto de ofrecer la colaboración de la patronal de referencia en el sector de la estiba para trabajar en la mejora del sistema portuario.

En el desarrollo de este encuentro, ANESCO ha expuesto su visión sobre la situación en la que se encuentra el sector, pendiente de la aprobación del desarrollo reglamentario que debe completar el marco jurídico del servicio de manipulación de mercancías en los puertos. La asociación empresarial, mayoritaria en el sector, ha reiterado la necesidad de su aprobación con la mayor celeridad posible, contemplando las alegaciones presentadas para perfeccionar la normativa aplicable.

ANESCO ha recordado que, entre las materias que propone, se  contemplen dentro del marco regulatorio: la flexibilización de la capacitación profesional requerida para los trabajos que realicen labores de estiba, la consideración de peculiaridades técnicas propias del sector de la estiba respecto a la regulación general de las empresas de trabajo temporal (cálculo de garantías, requerimientos para la formalización de contratos, obligaciones de comunicación a la autoridad laboral, etc.) y la inclusión del colectivo de estibadores que estaban en el antiguo régimen de relación laboral común y personal de estructura de las SAGEP entre los posibles beneficiarios del sistema de ayudas por prejubilación.

ANESCO también ha transmitido a la presidenta de Puertos del Estado su firme y constante compromiso con la búsqueda de acuerdos con organizaciones sindicales, gobierno y conjunto de fuerzas políticas para definir soluciones consensuadas, tanto en el ámbito del marco normativo como en la negociación colectiva sectorial estatal.

En otro orden de cosas, la asociación empresarial ha presentado a la responsable de Puertos del Estado varias propuestas que mejorarían el sistema portuario: plan de digitalización de los puertos liderado por el sector público; mayor participación de las empresas y resto de agentes implicados en la tramitación de los planes de empresa de las Autoridades Portuaria (permitiendo la posibilidad de audiencia a interesados); y la bajada del tipo de gravamen de la tasa de ocupación del dominio público portuario.