PUERTOS CANARIOS

 

LO

La sede de Presidencia del Gobierno de Canarias en Las Palmas de Gran Canaria acogió hoy la presentación de MedCruise, asociación de puertos de cruceros del Mediterráneo que preside el canario Airam Díaz, director comercial, además, de Puertos de Tenerife. Ante la presencia del presidente canario, Fernando Clavijo; de los presidentes de Puertos de Tenerife, Las Palmas y Puertos Canarios, Pedro Suárez, Juan José Cardona y Manuel Ortega; y ante una amplia representación empresarial del sector portuario, Díaz ha propuesto a los presentes la instalación de plantas regasificadoras en los puertos si en un futuro cercano "quieren estar en el mapa" de la industria de cruceros. Airam Díaz ha recordado que "ya las navieras han dado el paso" hacia el uso del gas natural licuado como combustible para sus buques de cruceros.

El presidente de MedCruise informó de que esta organización tiene como misión promover la industria de cruceros en el Mediterráneo y sus mares contiguos, incluyendo el mar Negro, el mar Rojo y el Atlántico cercano. Puertos Canarios y Puertos de Tenerife ya forman parte de la misma y se espera la integración en breve, también, de Puertos de Las Palmas.

Según Díaz, "la industria de cruceros vive una época dorada", con crecientes inversiones en buques de mayor tamaño que moverán cada vez un mayor volumen de turistas. En su opinión, Canarias es una potencia a nivel mundial", representa el 2,1 por ciento del tráfico de cruceros a nivel mundial, a lo que se suma el hecho de que el 13,8 por ciento de todos los turistas que llegan a las islas son cruceristas. Ante esta coyuntura, Airam Díaz propone la unión de la marca de todos los puertos canarios para la captación de un mayor volumen de negocio en este sector. 

El presidente de MedCruise ha considerado que esa circunstancia "da un montón de oportunidades de crecimiento y desarrollo", no solo del negocio turístico sino también en sectores que pueden crecer en paralelo, como el de las reparaciones navales o el alimentario, ya que los barcos precisarán mantenimiento y los puertos trabajan cada vez más por conseguir que en los cruceros se consuman productos locales de los sitios por donde pasan, ha dicho.