PUERTOS CANARIOS

 

lo

Es indiscutible que la tecnología está abriendo un sinfín de nuevas oportunidades de avance en la industria del transporte marítimo. Y uno de los esfuerzos más prominentes en esta dirección se está llevando a cabo bajo la forma de automatización de puertos y terminales, publica iContainers.  De acuerdo a una investigación del grupo Marketsandmarkets, el mercado de la automatización de terminales está valorado en $9.900 millones. Además, se espera que crezca un 20% hasta los $10.890 millones para 2023.

El estudio vincula este crecimiento con el aumento en la demanda de buques portacontenedores de mayor tamaño, los altos costes laborales en los países desarrollados y la competencia in crescendo entre las terminales de contenedores.

El área Asia-Pacífica ostenta la mayor cuota de mercado en el mercado de automatización de terminales, seguida por Europa y Norteamérica. Esto se debe a los esfuerzos realizados principalmente por países como China, Japón, India y Australia para mejorar las infraestructuras de sus puertos y terminales a través de la automatización.

Los beneficios 

El propósito de acercar la automatización a los puertos y terminales es introducir un nuevo estándar de eficiencia y consistencia en la manipulación de cargas y reducir los costes laborales y las emisiones de carbón.

Las ventajas están claras. Las ineficiencias relacionadas con puertos y navieras cuestan a la industria $17.000 millones al año y las terminales automatizadas pueden reducir el número de trabajadores necesarios hasta en un 45%.

Además, hay que tener en cuenta la reducción de errores manuales y retrasos y el hecho de que las terminales totalmente automatizadas pueden ofrecer servicios 247. Durante toda la noche, en la oscuridad y sin necesidad de tomarse descansos para ir al baño o recargar las fuerzas con una dosis de cafeína.

Pero por razones que van desde complicaciones sindicales hasta elevados costes, no todas las terminales están lanzándose de cabeza a la automatización. De hecho, sólo el 3% de todas las terminales del mundo están automatizadas, de forma parcial o total.

Reemplazar a personas por máquinas y robots no es una tarea sencilla de ninguna manera. Pero por lo que hemos visto en algunas de las terminales más avanzadas y automatizadas del mundo, la inversión podría salir más que rentable.