PUERTOS CANARIOS

 

Asocelpa

Entrevista con Juan Carlos Núñez Cuyás, presidente de ASOCELPA (Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas). Hace balance de su gestión y propone retos de cara al futuro al frente de una de las patronales claves para los puertos de Las Palmas.

- Tras asumir el cargo de presidente de Asocelpa en diciembre de 2017, ¿qué lectura hace del estado actual de la asociación y cuáles son los retos prioritarios de su plan de gestión?

- Lo principal es recuperar la unidad empresarial y la importancia que tiene esta asociación en el entorno portuario. Queremos atraer a todos los estibadores y consignatarios que aún no forman parte de esta organización con el objetivo de hacernos más fuertes. Contamos, de momento, con 40 empresas y seguimos sin representación en el Consejo de Administración de Puertos de Las Palmas. Tenemos que recuperar este puesto.

- ¿Cuáles son las actividades portuarias que a su juicio sería necesario potenciar en el Puerto de Las Palmas?

- La verdad es que este puerto tiene un poco de todo. Actualmente, el sector de reparaciones navales, el gas, el bunkering y los cruceros tienen más relevancia que otros segmentos, pero la característica de este puerto es que tiene potencial para intensificar aún más su productividad en todos los sectores. Esperamos que haya una recuperación del mercado internacional del oil&gas y que las plataformas petrolíferas y buques perforadores vuelvan a la actividad. También esperamos una recuperación del transbordo internacional, al ritmo que registró hace ya unos cuantos años, y posicionarnos como el primer puerto de España en suministro de combustible.

- ¿Qué opinión le merece el proyecto de convertir La Luz en centro de distribución intercontinental de grano procedente de América?

- Sería una actividad más, positiva sobre todo para la estiba, que es uno de los puntos flacos que tenemos que activar. Siempre es bueno aumentar la conectividad de este puerto, ofrecer más rutas con África y nuevas oportunidades de negocio.

- ¿Qué demandas pondría usted sobre la mesa ante la Administración portuaria?

- La primera es la tarifa plana, es absolutamente necesaria para el futuro. Después, pedimos que se reconozca nuestra representatividad y relevancia y que la totalidad de servicios asociados a la Administración estén disponibles todos los días a todas horas.

- En marzo, Gran Canaria y el Puerto de Las Palmas se convierten en piedras angulares de una misión inversa de Estados Unidos, organizada por Proexca, y de la segunda edición del Oil&Gas Meeting Day, que promueve el Grupo Stier y Saga Subsea con el apoyo también de la Administración.

- Históricamente, la mayor actividad del Puerto de Las Palmas ha sido con el exterior. Esto debe seguir siendo así y tenemos que seguir potenciando esta tendencia. Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica, el oeste de África, el Mediterráneo, Europa…hay que sacar partido a nuestra situación geoestratégica. Nosotros vivimos de cara al exterior.

- ¿Qué valoración general hace del funcionamiento general de Puertos de Las Palmas?

- Falta algo de flexibilidad a la hora de tomar decisiones. Quizás también necesitamos mayor predisposición a pactar. Da la sensación a veces de que están más pendientes de cuidar sus espaldas que del progreso del puerto. Creo que es importante pensar menos en la parte política de la gestión portuaria.