NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

lo

El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico (Bimco) ha presentado este lunes las conclusiones de un estudio que señala que solo 9 de los 26 astilleros seleccionados como instalaciones seguras para el reciclado de buques por la Comisión Europea (CE) “están realmente operativos” y únicamente tres de los 26 podrían realizar el desguace de un buque de clase Panamax o superior", según informa el diario digial elvigia.com.

“Es difícil de tomar en serio la lista de la UE”, asegura el presidente de Bimco, Angus Frew. “Llamé a uno de estos ‘astilleros de reciclaje’ hace unos meses y ni siquiera habían empezado a construirlo todavía”, explica. “La lista se aproxima un poco al proteccionismo y perjudica claramente a los armadores europeos”, asegura Frew.

El reglamento comunitario sobre el reciclaje de buques, que entró en vigor el 1 de enero de 2019, exige que los buques con pabellón de la UE se reciclen en los astilleros aprobados que figuran en la lista de la UE. Según el comunicado emitido por Bimco, “los astilleros de la UE están autorizados a figurar en la lista sin cumplir criterios uniformes, mientras que los astilleros no comunitarios deben ser inspeccionados por auditores designados por la Comisión Europea con arreglo a criterios claros antes de su inclusión en la lista”. En este sentido, la asociación señala que hasta solo se han incluido tres astilleros de fuera de la Unión Europea: dos turcos y uno estadounidense.

Desde Bimco, la mayor asociación internacional del transporte marítimo, sostienen que las auditorías deberían “considerar y recompensar las mejoras en la salud, la seguridad y la protección del medio ambiente que se han logrado en las instalaciones en Asia” e insta, además, a realizar “una inspección real de los astilleros de la UE”. En este sentido, la organización asegura que algunos astilleros asiáticos llevan esperando dos años a ser incluidos en la lista tras haber presentado su solicitud.

“Bimco quiere que las instalaciones mejoren su seguridad y su rendimiento medioambiental, pero si no hay una vía para que las instalaciones de terceros países se incluyan en la lista de la UE, el reglamento seguirá sin alcanzar ese objetivo, y simplemente será un acto para proteger el mercado de reciclaje de buques de la UE”, asegura Frew.

La organización considera que la Convención de Hong Kong debe entrar en vigor lo antes posible y “es esencial que los responsables de la toma de decisiones en Europa también reconozcan las mejoras”, señala Bimco.