NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

de

La compañía Peninsula Petroleum ha inaugurado en el Puerto de Las Palmas el suministro de fuel oil marino con un contenido de 0.5% máximo de azufre. Ha sido la primera operadora de bunkering en realizar este tipo de suministro y ya adelanta que en Las Palmas "tenemos varios suministros más programados para los próximos días", señala Pablo Sánchez, directivo de Peninsula Petroleum.

Sánchez asegura que "también queremos resaltar que Peninsula ya esta preparada para abastecer fuel oil 0.5% azufre en todas sus estaciones de servicio de bunker a nivel global para afrontar la transición hacia la nueva regulación aprobada por la OMI sobre combustibles en el sector marítimoy que entra en vigor a partir del 1 de enero de 2020". 

La presencia de Peninsula Petroleum en Las Palmas data de 1998, pero hasta ahora su actividad se limitaba a la de comercializador de productos entre sus clientes. La compañía ha cambiado su modelo de negocio para fortalecer su presencia en Las Palmas desarrollando una estructura para poder importar, almacenar y distribuir combustibles marinos y tomar así el control de la logística necesaria. De esta manera se han contratado 74.000 metros cúbicos de depósito en las instalaciones de Petrologis en el Puerto de Las Palmas y dos gabarras de suministro que comenzaron a operar durante la primera quincena de enero.

Petrologis supondrá la séptima posición de almacenamiento que Peninsula incorpora en puntos estratégicos a nivel global. La estrategia de la compañía se fundamenta en incorporar el puerto de Las Palmas en su cartera global de suministros físicos de bunkering y poder ofertar opciones de suministro adicionales a sus clientes en función de sus necesidades. De esa manera, en el caso de que en puertos del norte de Europa o del Mediterráneo hubiera problemas de congestión, meteorológicos o de disponibilidad, se puede añadir Las Palmas como opción para aquellos buques que transiten cerca de Canarias en sus travesías. Se espera alcanzar las 80.000 toneladas métricas mensuales a través de gabarra y por tubería.