NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

LO

 



La empresa canaria Transvirgin ha dado un paso de gigante en la modernización y ampliación de los servicios Marpol que presta en el Puerto de Las Palmas. Ha convertido a este puerto en el primero de España en disponer de una planta especializada en la depuración de las aguas residuales de los buques. Ayer fue presentada esta nueva estación depuradora, ubicada en una nave de la sede central de la compañía, en zona de servicio del puerto grancanario. 

Al acto de inauguración asistió una amplia representación de las patronales empresariales y de la comunidad portuaria del Puerto de La Luz, acto que presidió Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria, junto a Sergio Socas, consejero delegado de Transvirgin.

Socas explicó que el proceso de depuración consiste en un tratamiento físico y químico de las aguas grises de los barcos que permite en última instancia el reciclaje y la reutilización de las mismas en riego de jardines o en el sector de la construcción. "Intentamos cumplir con el principio de economía circular", manifestó Socas.

Todo el proceso de concepción y realización de este nuevo sistema de tratamiento de aguas en el puerto ha sido realizado por trabajadores especialistas formados en Canarias. La planta puede depurar 480 metros cúbicos al día y ha conllevado una inversión de unos 750 mil euros. 

LO

Este dato fue destacado por Luis Ibarra, para quien esta nueva planta permite al Puerto de Las Palmas "dar un salto de calidad en lo que son los criterios medioambientales de Marpol. Es un avance tremendo y es para nosotros una satisfacción mejorar nuestra política medioambiental y hacerlo con empresas canarias", afirmó. Ibarra añadió que, además, supondrá un recorte de gastos para la Autoridad Portuaria que hasta ahora tenía que trasladar en cisternas el agua de los barcos a la península para su tratamiento.

LO