NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

sw

El fuego es sin duda el peor enemigo de los buques en navegación y por ello la sociedad de clasificación DNV GL ha otorgado una nueva e innovadora notación de clase para mitigar los riesgos de incendio en los buques portacontenedores. En concreto, MSC Mediterranean Shipping Company es la compañía pionera en abordar este nuevo sistema de calificación. La notación se ha implementado ya, de forma satisfactoria, en los buques portacontenedores más grandes del mundo, la clase MSC Gülsün de más de 23,000 TEU.

La nueva notación FCS está dirigida exclusivamente a portacontenedores. Está diseñada en torno a un enfoque basado en funciones, para un mayor nivel de seguridad más allá de los requisitos actuales del SOLAS, una mayor conciencia de los peligros y una mayor capacidad para detectar y combatir incendios en los contenedores. Aplicable tanto a las nuevas construcciones como a los buques en funcionamiento, la notación se configura de forma modular. Los propietarios pueden decidir el conjunto de calificadores más adecuados para sus objetivos de seguridad y luego elegir las medidas y tecnologías más eficientes para alcanzar estos objetivos. DNV GL puede apoyar la evaluación de riesgos y garantizará que se cumplan las funciones específicas. Este enfoque está diseñado para fomentar la aplicación de tecnologías nuevas y avanzadas y garantizar que los objetivos de seguridad se cumplan de la manera más eficiente.

Las anotaciones FCS se han desarrollado y puesto a prueba en cooperación con MSC, y su clase de más de 23,000 TEU MSC Gülsün es la primera en recibir las anotaciones. Después de un taller HAZID con DNV GL, MSC trabajó para desarrollar un conjunto de medidas operativas y tecnológicas para mitigar los riesgos de incendio a bordo de los buques. Estos incluyeron el primer uso de monitores de extinción de incendios en cubierta que estaban formados por cañones de agua fijos para frenar y detener la propagación del fuego por enfriamiento, con un alcance de más de 100 metros.

Además, se instaló un sistema único de cámara térmica en el MSC Febe, uno de los barcos de la clase Gülsün, que rastrea las irregularidades y alerta a la tripulación sobre posibles incendios. DNV GL fue testigo de las pruebas de los sistemas en operación, para verificar que cumplen con los requisitos de las anotaciones.