NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

de

La compañía naviera Balearia ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ante el Ministerio de Trabajo, que afecta al 30% de los empleados del grupo Baleària, lo que supone 544 personas.

En un comunicado, la empresa señala que ha presentado el expediente parcial por "fuerza mayor" con el objetivo de mantener todos los empleos y poder superar la crisis del coronavirus, ante la caída de la actividad debido a la restricción del transporte de pasajeros en todos sus tráficos marítimos.

Las restricciones normativas a causa de la alerta sanitaria han provocado que, de los 32 barcos que posee la compañía, 20 estén sin actividad (con tripulaciones mínimas de seguridad) y los 12 restantes operen con tripulaciones reducidas al transportar solo mercancías y sus conductores.

La naviera se ha visto impactada negativamente, como todo el sector turístico y del transporte de viajeros, por la pandemia global, lo que le ha obligado a la suspensión temporal de 334 contratos de trabajo y a la suspensión temporal parcial de 210 personas que seguirán teletrabajando.

El expediente, que está sujeto a la aprobación por parte de las autoridades competentes, aplica desde 1 de abril y se mantendrá hasta que desaparezcan las restricciones en el transporte marítimo de pasajeros.

En este sentido, la empresa ha garantizado que complementará el sueldo del personal afectado con el fin de que su retribución salarial total no se vea modificada durante el mes de abril.

El expediente solo afecta a las delegaciones que la compañía tiene en España y los buques con pabellón español y ha destacado que las principales prioridades en estos momentos son colaborar con toda la sociedad para conseguir erradicar la cadena de contagio y, además, mantener el suministro de artículos de primera necesidad a las Islas Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla.

Balearia añade que se ha puesto a disposición de la sociedad y entidades colaboradoras para ofrecer sus instalaciones, personal y medios de los que no está haciendo uso para cualquier trabajo de voluntariado social que se necesite.