NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

sw

La asociación que representa a los navieros de la UE, ECSA, junto con Interferry, la división europea de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA Europa) y la Asociación Europea de Dragado (EuDA), han enviado una carta conjunta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, solicitando que se suspendan temporalmente todas las consultas públicas y evaluaciones de impacto por la pandemia del COVID-19.

En dicha carta, de la que se hace eco Anave, estas asociaciones marítimas argumentan su falta de capacidad ante esta situación para proporcionar comentarios precisos y oportunos sobre las consultas en curso. “La falta de aportaciones de los armadores a sus respectivas asociaciones nacionales afecta negativamente a la capacidad de los departamentos de la Comisión Europea para evaluar con precisión el impacto de las opciones legislativas propuestas a través de las consultas que vencen en el futuro cercano”, explican en dicho documento.

Las evaluaciones de impacto generalmente se basan en datos del año anterior, en este caso 2019. Cuando el impacto de la pandemia de COVID-19 se haga más claramente visible en toda Europa en los próximos meses, el panorama habrá cambiado totalmente desde un punto de vista financiero, comercial, social y laboral. “La situación para finales de este año será completamente diferente de lo que sabemos hasta ahora”, alegan.

A tal efecto, las asociaciones marítimas solicitan la congelación de las consultas públicas y las evaluaciones de impacto durante un período de al menos 6 meses, para que su reanudación coincida con el reinicio previsto de las actividades en el Parlamento Europeo en septiembre.

También han reiterado su apoyo a las ambiciones medioambientales de la Comisión, a la vez que han pedido que la UE sea “una voz unida, proactiva y positiva en la Organización Marítima Internacional (OMI)”. A este respecto, y en vista de la suspensión de las reuniones en la OMI, el sector marítimo también pide a todas las instituciones europeas que retrasen todos los plazos establecidos antes del brote del COVID-19 con el fin de alinearlos con el calendario de la OMI.

Actualmente, las compañías navieras europeas están haciendo todo lo posible para asegurar que no se interrumpe el suministro de mercancías, gracias al trabajo, entre otros, de la gente de mar y demás personal marítimo, en condiciones muy difíciles. Las recientes directrices para la repatriación de tripulaciones y pasajeros de la CE dotan al sector de una base para llevar a cabo los cambios necesarios.

ECSA considera que esta crisis sin precedentes requiere reacciones sin precedentes. Para que Europa asegure la supervivencia de un sector muy importante estratégicamente como es el sector marítimo, se requerirán más acciones concertadas y específicas. Por lo tanto, pide a todas las instituciones europeas que adopten rápidamente un plan de rescate y recuperación específico para el sector marítimo.

Se puede descargar la carta enviada por ECSA, CLIA Europa, EuDA e Interferry a la presidenta de la Comisión Europea en el siguente enlace.