NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

sw

La patronal portuaria canaria Oneport ha acogido con relativa satisfacción el paquete de medidas en favor de las empresas del sector promovido por Puertos del Estado y refrendado ayer por el Consejo de Ministros del Gobierno de España.

Según ha manifestado el presidente de Oneport, José Mayor, “no nos parecen mal las medidas adoptadas por Puertos del Estado, van por bueno camino. Sin embargo, no estamos seguros de que sean suficientes”.

Desde Oneport se quiere poner especial énfasis en aspectos que se consideran claves para la activididad empresarial en el ámbito marítimo-portuario. “Es necesario hacer un mayor esfuerzo global, a nivel nacional, pero es ineludible implementar soluciones urgentes para el Puerto de La Luz y de Las Palmas. Es el puerto más plural, en cuanto a actividad, de toda España. No hay otro que desarrolle, que atienda tantos tipos de tráficos diferentes, no hay otro que registre tanta diversidad de segmentos productivos de índole portuario”.

Competitividad

A juicio de José Mayor, la mejor forma de potenciar la competitividad portuaria es a través de la reducción de los gastos derivados de la logística. “En ese proceso”-apunta Mayor- “participamos todos al unísono, todos: estibadores, terminales, transportistas, transitarios, consignatarios,...”. Para el presidente de Oneport es imprescindible arbitrar ya medidas que posibiliten ganar competitividad en los servicios portuarios de practicaje, remolque y amarre: “Esta ha sido nuestra demanda histórica. La hemos puesto sobre la mesa antes, durante y seguirá estando sobre la mesa después de este periodo tan singular que estamos atravesando por la emergencia sanitaria y el estado de alarma por el Covil-19”, afirma Mayor.

José Mayor se muestra tajante al afirmar que “no basta con que sólo la Administración haga esfuerzos y sacrificios, que, por cierto, vienen muy bien para marcar el paso. Pero, hay que dejar bien claro que si unos se sacrifican y otros no, al final quedaremos anclados en una posición inmovilista, sin soluciones concretas y reales”. A su juicio, durante este periodo de confinamiento, “aunque el puerto está sometido a un servicio esencial, se trabaja con mayor dificultad, riesgo e impedimentos ya que también hay que apoyarse siempre en otras áreas que no funcionan o que están más deficitarias que la portuaria como los servicios médicos, la restauración o la hostelería”.

Para los empresarios de Oneport resultan interesantes medidas como la de reducir el coste para ocupaciones temporales cortas de mercancías en grandes cantidades, las bonificaciones a la carga de los tráficos cortos y frecuentes insulares y peninsulares. Pero, según proponen, también hace falta mantener la misma línea de apoyo con la actividad del suministro de combustibles y, “de una vez por todas, establecer bonificaciones a los buques de pesa que vengan al puerto para reparaciones y avituallamiento”, concluye Mayor.