NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

lo

La declaración de bancarrota de la multinacional petrolera norteamericana Diamond Offshore mantiene estos días en vilo a Valaris, la otra compañía del sector que sufre en esta época la mayor crisis económica y financiera de su historia. Tanto Valaris como Transocean podría sacar rédito de la quiebra definitiva de su hasta hace poco competidora en el amplio mercado offshore internacional. 

Valaris se está preparando para iniciar conversaciones con los acreedores para ver si pueden ponerse de acuerdo sobre los términos de una posible declaración de quiebra, ya que lidia con una carga de deuda de 6.500 millones de dólares y con la caída de los precios del petróleo.

Valaris, que emplea a 5.800 personas en todo el mundo, ha contratado en las últimas semanas a expertos en reestructuración corporativa en la empresa de reestructuración Alvarez & Marsal. La compañía tenía 1.700 millones de dólares de liquidez al final del año 2019, 100 millones en efectivo y el resto disponible bajo una línea de crédito, y enfrenta un vencimiento de deuda de 123 millones este año, así como 400 millones en gastos de intereses.

Cliente del Puerto de Las Palmas

Valaris, con sede en Londres, es cliente histórico del Puerto de La Luz y de Las Palmas. También recurre en ocasiones al Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Hace unas semanas llegaba al puerto grancanario el perforador DS-7, con malas noticias. Su último contrato de perforación fue rescindido. Se suponía que el perforador operaría en Ghana desde este mes de abril de 2020 hasta mediados de mayo de 2020.

Lo que sí se mantiene en vigor es el contrato para el Valaris DS-7 con BP (BP) desde septiembre de 2020 hasta agosto de 2020 para trabajar en el área entre Mauritania y Senegal.

El DS-7 permanece de momento atendido por Canarship en el Puerto de La Luz y de Las Palmas a la espera de órdenes para volver a faenar mar adentro en la costa occidental del África. Comparte estancia en Gran Canaria con otros dos artefactos de Valaris: el DS-4 y el DS-11, ambos en situación de cold stacked.