NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

fr

La sociedad de clasificación Bureau Veritas y la naviera holandesa Anthony Veeder han llevado a cabo con éxito una prueba piloto para inspecciones de clase remotas en tiempo real mediante un dispositivo de realidad aumentada.

Dicha prueba tuvo lugar a bordo de uno de los buques de Anthony Veeder, en el puente, la sala de control de la carga y la cámara de máquinas. Los inspectores guiaron en remoto a un miembro de la tripulación a través de los diferentes elementos a inspeccionar por la clase. Para ello se utilizó un dispositivo portátil de realidad aumentada y con conexión en tiempo real de audio y vídeo, que permite además la toma de vídeo y fotografías durante las inspecciones, con las oficinas de la naviera en Rotterdam y la de Bureau Veritas en París.

Esta prueba piloto abre la puerta a la posibilidad de llevar a cabo inspecciones de clase remotas, sin necesidad de desplazar un inspector a un buque, mejorando la eficiencia, especialmente en estos tiempos de movilidad restringida por la pandemia del coronavirus.

Según los responsables del proyecto, las inspecciones de clase remotas permitirán un menor tiempo de respuesta y un mejor servicio en los casos en los que se requiera formación externa especializada. Tembién se reducirán los plazos de dichas inspecciones al no ser necesario el desplazamiento a los buques, con el consiguiente ahorro de emisiones de CO2.

Ambas empresas tienen previsto desarrollar esta tecnología en los próximos meses que también podría ser utilizada para asistencia remota, resolución de problemas y apoyo a buques en áreas remotas.