NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

sx

Foreship ha lanzado el Proyecto Hygiea para limitar la presencia y propagación del coronavirus y otros agentes patógenos en los barcos de pasajeros y hacer que el sector de cruceros vuelva a funcionar. La iniciativa tiene un enfoque de cuatro pasos que comprende intercepción, prevención, mitigación y evacuación.

El director de Desarrollo de Negocios de Foreship, Mattias Jörgensen, dice que no existe una solución de “silver-bullet” para combatir los virus en la industria de cruceros.

“Sin embargo, al combinar nuestra propia experiencia con el conocimiento de los profesionales médicos y el de nuestra extensa red de socios, hemos formulado una estrategia que aborda la crisis en cuatro frentes”, explicó Jörgensen.

La etapa 1 de Hygiea tiene como objetivo mantener el riesgo biológico fuera del barco. Los puertos estarán diseñados para una intercepción eficiente, con tecnología instalada para probar y medir la temperatura corporal. En el caso de que una vacuna esté ampliamente disponible, los pasajeros serán examinados para la inmunización antes de que se les permita abordar el barco.

La etapa 2 se trata de prevenir la propagación del virus, lo que significa emplear medidas estrictas de higiene y optimizar espacios y rutas para mantener una distancia segura entre las personas. La tecnología será sin contacto y automatizada cuando sea posible para reducir la transmisión a través de superficies, mientras que la tripulación recibirá capacitación en prácticas relacionadas con el saneamiento y el distanciamiento social.

La etapa 3 consiste en aislar el patógeno a través de la cuarentena y la descontaminación para mitigar su impacto. Se proporcionará tecnología como sistemas de tratamiento de aire e instalaciones médicas para apoyar estos esfuerzos.

La etapa 4 se centra en la preparación para incidentes críticos a bordo. Se implementarán procedimientos de evacuación, con rutas a través del barco diseñadas para una extracción rápida, mientras se pondrán a disposición trajes de emergencia, cápsulas y embarcaciones.

La implementación efectiva de estos pasos se basa en un análisis de ‘Peligro y Operabilidad’ (Hazop), en el que Foreship colabora con un grupo Hazop de partes interesadas del buque para identificar áreas de riesgo y desarrollar soluciones específicas para su buque.