NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

de

Pieza descargada esta semana en el Puerto de Las Palmas para Diamond Offshore.


El Puerto de Las Palmas mantiene su capacidad operativa en estos meses de crisis sanitaria por COVID-19, si bien los últimos datos estadísticos sobre tráfico portuario reflejan el esperado descenso de actividad en algunos segmentos. Uno de esos segmentos que continúa desplegando servicios, a menor ritmo pero sin pausa, es el relacionado con el sector offshore y la industria del oil&gas.

Tanto consignatarios como provisionistas, empresas de suministro de combustibles y reparaciones navales siguen recibiendo requerimientos por parte de las multinacionales que mantienen apilados en puerto o en fondeo a algunos de sus artefactos petrolíferos. Las multinacionales continúan en activo, aunque de forma pasiva, a la espera de que la recuperación del precio del crudo vuelva a hacer rentable los trabajos de producción o de exploración de reservas de hidrocarburos.

Entretanto, la industria petrolífera sigue aportando fondos al Puerto de Las Palmas con el abono de sus correspondientes tasas, al tiempo que mantienen cierto grado de facturación con las empresas locales. Tanto las multinacionales como esas empresas locales y la propia Autoridad Portuaria de Las Palmas siguen el día a día de los movimientos que se están produciendo, principalmente, en los países de la costa occidental de África. A pesar de la cancelación o suspensión temporal de algunos contratos, esos países africanos están consolidando y mejorando las condiciones en las que a corto o medio plazo deberá operarse en sus aguas para la explotación de gas o petroléo.

De momento, los planes se proyectan a medio plazo. Al Puerto de Las Palmas siguen llegando estos días buques perforadores y piezas industriales para la maquinaria o para los repuestos de los grandes buques del sector del oil&gas que ya ven al puerto grancanario como un refugio seguro en aguas del Atlántico.