NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

aq

La naviera japonesa Kawasaki Kisen Kaisha (K-Line) espera recibir antes de final de 2020 su nuevo buque insignia, un car carrier ecológico de última generación propulsado por gas natural licuado (GNL) que se está construyendo en el Astillero Tadotsu, parte del grupo japonés de construcción naval Imabari. K-Line encargó este car carrier en el año 2018, informa Anave.

Este nuevo buque tendrá 200 m de eslora 37,2 m de manga y capacidad para cargar más de 7.000 coches. Esta equipado con un motor dual y un sistema de GNL como combustible, compuesto por un tanque de GNL de tipo C, que admite una presión de diseño más alta que otros tipos de tanque y que ha sido instalado recientemente, y una bomba de alta presión.

Esta naviera ha sido pionera en la incorporación de tecnologías respetuosas con el medio ambiente en sus buques y ya en 2016 presentó el Drive Green Highway, primero de una serie de car carriers ecológicos que, entre otras soluciones, incorporaban más de 900 paneles solares instalados en la cubierta superior, para el suministro de energía a los sistemas eléctricos del buque.

K Line Group, también participa en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que promueve varias actividades que contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las cuales forma parte este proyecto.