NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

cd

De izquieda a derecha: Tinoco, Ruschenpöhler y Padrón, hoy, en el Puerto de Las Palmas.


Odiel Towage es una empresa española de servicios de remolque en puertos que se ha instalado en  Canarias para quedarse. Para quedarse y para expandirse hacia Tenerife y, desde el Puerto de Las Palmas como base de operaciones, para acceder también a mercados de países como Senegal o Mauritania. Con este mensaje comparecía hoy en el renombrado Muelle Benito Pérez Galdós del Puerto de La Luz el director de esta filial de la alemana Fairplay Towage Group, Patric Ruschenpöhler, durante la visita que a primera hora de la mañana realizaban José Sánchez Tinoco y Luis Padrón, presidente y secretario general de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, respectivamente, a los buques remolcadores 'Fairplay Tamadaba' y 'Fairplay Nublo'.

Patric Ruschenpöhler quiso lanzar hoy un mensaje de confirmación de su compromiso de ofrecer un servicio alternativo en los puertos de Las Palmas al que presta en régimen monopolístico desde hace decenios la empresa Boluda. Además, reiteró su determinación de operar en los puertos de Arrecife, en Lanzarote, y de Puerto del Rosario, en Fuerteventura. En este sentido, explicó que ya ha solicitado permiso para comenzar a operar en estos puertos, permiso que, de momento, no se le ha concedido, asegura, desde la Autoridad Portuaria de Las Palmas. La Administración portuaria alega que esos puertos funcionan con licencias temporales y que ahora hay que esperar a que entre en vigor plenamente el nuevo pliego de remolque, que ya contempla el destino de unidades para esos recintos. El CEO de Odiel Towage garantiza que su empresa atenderá las necesidades de las islas menores, pero opina que habrá que regular las condiciones: "No tiene sentido tener dos remolcadores en cada uno de esos puertos. Uno de Boluda y otro nuestro", a tenor de lo que exige a cada empresa prestataria el nuevo pliego. 

Ruschenpöhler aclaró que su recurso judicial contra el pliego de remolque recientemente aprobado para Las Palmas se fundamenta básicamente en el hecho de que el articulado del mismo ha sido diseñado para un solo prestador del servicio y no para dos. "Se exigen nueve remolcadores por cada empresa. Esto supondría tener disponibles dieciocho remolcadores para los puertos de la provincia. No hacen falta tantos remolcadores. Creo que con diez remolcadores en total es suficiente", afirmó el director de Odiel Towage. Y añadió: "La mayoría de las empresas del Puerto de Las Palmas lo tienen muy claro y están con nosotros. Es necesario fomentar la competencia en el servicio de remolque. Somos una empresa española que desde hace ya cuatro meses está generando actividad económica, creando empleo y riqueza y queremos seguir haciéndolo en libre competencia". Ruschenpöhler recuerda que para la redacción del borrador del pliego no se contó en ningún momento con las aportaciones de Odiel Towage en el seno del Comité de Servicios Portuarios de Puertos de Las Palmas. 

Desde que Odiel Towage obtuvo la licencia como operador en Las Palmas, el pasado 15 de marzo, ya ha conseguido hacerse con cerca del 25 por ciento de la cuota de mercado. Cuenta, de momento, con una plantilla de 24 trabajadores que cubre por turnos los servicios que demandan armadores y consignatarios. Para iniciar su trayectoria en Las Palmas ha comenzado ofreciendo descuentos sobre la tarifa máxima de hasta un 10 por ciento, pero, calculando los recargos que hasta ahora venían soportando los buques y que Odiel no impone, se estima que la reducción del coste del servicio ronda hasta el 50 por ciento. "Esto redundará en una mejora de la competitividad de los puertos de Las Palmas, lo que, a su vez, beneficiará a la economía canaria, en general", apostilla Ruschenpöhler.

Se trata, pues, de un asunto de interés general, que trasciende los lindes del puerto, más allá de la legítima pugna empresarial en un mercado de competencia libre y regulada. En estos términos concluía la visita de hoy el presidente de la Cámara de Gran Canaria, José Sánchez Tinoco: "Las cámaras de comercio en España hemos sido históricamente garantes del libre mercado. No de la competencia feroz, sino de la libre competencia en igualdad de condiciones", dijo.