NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

lo

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), aprobó el pasado 6 de octubre la ‘Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable’, informa Anave. Este documento fija los objetivos nacionales de fomento del uso del hidrógeno renovable para 2030, en línea con la Estrategia Europea del Hidrógeno e introduce 60 medidas para lograros.

Entre dichas medidas, las siguientes afectarían directamente al sector del transporte marítimo:

  • Medida 11: Fomentar el consumo de hidrógeno renovable como combustible.
  • Medida 20: Definir las reglas que clarifiquen y simplifiquen el proceso de homologación y/o certificación de buques con pilas de combustible y cámaras de combustión de hidrógeno, y unificar las mismas con las normativas europeas en la materia.
  • Medida 21: Definir medidas para desarrollar una infraestructura nacional portuaria para el suministro de hidrógeno como combustible.
  • Medida 22: Establecer acciones para promover y fomentar el uso de nuevas tecnologías cero emisiones en las costas y puertos nacionales.
  • Medida 23: Destinar ayudas al sector naval para impulsar la utilización de la tecnología del hidrógeno en la construcción de buques en nuestro país, en proyectos de I+D+i con la participación de los astilleros.

Entre los objetivos para 2030 fijados por el Gobierno se encuentra la instalación de 4 GW de potencia de electrolizadores, lo que supone un 10% del objetivo de la Comisión Europea para el conjunto de la Unión. Se estima que en 2024 la potencia instalada será de entre 300 y 600 MW. Además el 25% del hidrógeno que se consuma en España deberá tener un origen renovable. También se deberá desarrollar una red de suministro de al menos 100 hidrogeneras y los cinco principales puertos y aeropuertos de España deberán contar con maquinaria de handling propulsada por hidrógeno.

Según la mencionada ‘Hoja de ruta’, el cumplimiento de estos objetivos reduciría las emisiones en 4,6 millones de toneladas de CO2 equivalentes en el periodo 2020-2030.

En el documento presentado por el Gobierno se estima que la puesta en marcha de proyectos de producción de hidrógeno renovable y generación eléctrica renovable asociada requerirán al sector privado, con apoyo público en caso necesario, de unas inversiones de 8.900 millones de euros.

Para las siguientes décadas y hasta 2050, la ‘Hoja de ruta’ estima que “se producirá una aceleración de la producción y aplicación del hidrógeno renovable en España”, que facilitará su consumo por sectores difíciles de descarbonizar y en nuevas aplicaciones, incluyendo el transporte marítimo. El Gobierno prevé que España pueda convertirse en un exportador de hidrógeno renovable al resto de Europa.