NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

da

Reproducimos, íntegramente, la misiva remitida hoy por Odiel Towage, filial de Fairplay, a sus clientes tras perder la licencia del servicio de remolque en los puertos de Las Palmas:

"Odiel Towage SLU, filial del Grupo Fairplay Towage, se ha visto obligada a paralizar su servicio de remolque en el Puerto de Las Palmas por las restricciones de tiempo del nuevo pliego, muy escaso para adaptarse a las nuevas condiciones. A pesar de los esfuerzos que ha realizado la compañía para cumplir con los nuevos requisitos en un corto plazo, ha sido inviable incorporar el número de remolcadores previsto con bandera y tripulaciones españolas. Fairplay ha denunciado que el nuevo pliego ha sido diseñado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas para un solo operador y para mantener la situación actual de monopolio. Fairplay continuará en el puerto de Las Palmas, con las oficinas abiertas, para culminar el proceso de solicitar una nueva licencia de acuerdo a las condiciones de nuevo pliego de remolque.

En una carta dirigida a los clientes que han operado con Fairplay en los últimos siete meses de actividad con el antiguo pliego, la compañía lamenta profundamente comunicarles el cese de su servicio desde el 2 de noviembre, pero añade que solicitaran de nuevo la licencia y que la oficina de Las Palmas seguirá en funcionamiento. En su periodo de actividad en el Puerto de La Luz, Fairplay había logrado posicionarse con un 40% del mercado, propiciando con su entrada que la demanda del servicio remolque aumentase casi un 10% en el puerto canario. El éxito de Fairplay se entiende por la necesidad imperiosa que tenía el Puerto de Las Palmas de contar con otro operador y con alternativas competitivas. Hay que tener en cuentan también que Fairplay abarató las tarifas de un 10% a un 50%, según los casos.

Hasta el último día Fairplay solicitó a la Autoridad Portuaria de Las Palmas una prórroga para cumplir con el nuevo Pliego, pero esta fue rechazada. En la carta a sus clientes el director Odiel

Towage, filial de Fairplay, Patric Ruschenpoehler, afirma: “Es un día muy triste para todos nosotros, especialmente después de haber demostrado durante los últimos 7 meses que no sólo somos capaces de proporcionar un mejor servicio, sino también de contribuir enormemente a la seguridad del puerto. Este puerto, como cualquier otro puerto estratégicamente importante, necesita la libre competencia - como nuestra presencia aquí en Las Palmas ha demostrado. Estoy seguro de que todos ustedes, que nos han apoyado durante los últimos años, están de acuerdo.

Sin embargo, el principal propósito del mensaje de hoy es hacerles saber que no abandonaremos el puerto, ni les dejaremos atrás. Como hemos dicho desde el principio, siempre ha sido y seguirá siendo nuestra intención trabajar en los puertos de la provincia de Las Palmas, ofreciendo a nuestros clientes un servicio de alta calidad a un precio competitivo. Por ello:

- Solicitaremos de nuevo nuestra licencia, y

- La oficina aquí en Las Palmas seguirá funcionando.

No nos queda más que agradecerles vuestro apoyo desde el primer momento, sin su ayuda hubiese sido imposible llegar hasta donde hemos llegado. Confiamos en que pronto podremos seguir prestándoles nuestros servicios habituales”.

Fairplay también continuará con el procedimiento judicial en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias contra el actual pliego, --al igual que lo está haciendo la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas (Asocelpa)--, porque está convencida de que ha sido diseñado para el antiguo monopolio, y como una barrera para impedir la entrada de cualquier otra empresa. Fairplay ha denunciado públicamente el vía crucis administrativo que está sufriendo desde hace dos años en un puerto europeo como el de Las Palmas, que debería velar por la libre competencia".