NAVIERA ARMAS

 

da

El gasoil vertido por el barco de Fred Olsen al encallar el jueves en Agaete se ha reducido a manchas que suman en torno a tres litros que serán atacadas desde diversas vertientes. El objetivo es que la próxima semana hayan desaparecido del todo.

En estos momentos están activos tres planes, los de la Administración estatal, regional e insular, que trabajan en coordinación con el Ayuntamiento de Agaete y con la empresa Fred Olsen para abordar la situación desde todos los frentes.

En el caso de la afección medioambiental, gira en torno a la vigilancia y monitorización para detectar cualquier mancha y en contener las láminas con barreras, una que protege la playa, y otra que contiene lo que aún pueda verter el buque.

Si bien su patín izquierdo ha sido vaciado, le queda el residuo y el riesgo se dará por desaparecido cuando no esté el buque averiado en el puerto, de hecho días atrás vertió tres litros que están contenidos.

En cuanto a las manchas producto del encallamiento, la lámina inicial de medio centenar de litros se ha reducido –la previsión era que el 85 por ciento se evaporara-, y el resto se ha fragmentado básicamente en dos manchas, una de un litro y otra de dos, más algunas salpicaduras que han tocado la costa, en la playa y por la zona del Dedo de Dios, mientras se monitoriza la Playa de Guayedra.