NAVIERA ARMAS

 

de

Las ciudades belgas de Amberes y Zeebrugge (Brujas) han firmado un acuerdo para la fusión de sus puertos, que empezarán a operar bajo el nombre de ‘Puerto de Amberes-Brujas’ antes de final de año, siempre sujeto a la aprobación de las autoridades belgas de la competencia, según un comunicado conjunto de ambas autoridades portuarias.

Esta fusión combinará los puntos fuertes de cada uno de los puertos que, según dicho comunicado, “son, en gran parte, complementarios”. Amberes está especializado en el tránsito y la gestión de contenedores, productos químicos y carga general y de proyecto, mientras que Zeebrugge es un puerto importante para el tráfico ro-ro, de contenedores y el transbordo de gas natural licuado (GNL).

Partiendo de las cifras de 2020, el nuevo puerto gestionará un total de 278 millones de toneladas (Mt) de mercancías, afianzándose como segundo puerto europeo tras Róterdam. Asimismo, se convertirá en el mayor puerto de contenedores de Europa en tonelaje, con un trasiego de 157 Mt anuales, y ocupará el puesto 13º mundial en número de TEUs (13,8 millones). En Europa, también liderará el tráfico de vehículos en régimen de mercancía, será uno de los más importantes en cuanto a mercancía general, y supondrá el 15% del tráfico de GNL.

Según los presidentes de ambos puertos, uno de los primeros objetivos es la identificación del mayor número posible de sinergias que permitirán una optimización de los recursos frente a los desafíos sociales y tecnológicos del futuro, como la transición energética, la innovación y la digitalización.