NAVIERA ARMAS

 

vf

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, junto con otros concejales del consistorio capitalino, participó en el acto cívico y militar con el que se conmemoró el 426 aniversario de la Batalla de La Naval, un hecho bélico que tuvo lugar en 1595, cuando las milicias canarias repelieron el ataque del corsario británico Francis Drake desde el Castillo de La Luz. Al acto también acudieron representantes de la comisión de fiestas de La Naval y de otros colectivos del barrio de La Isleta. 

Precisamente en los Jardines de La Luz, y delante del citado castillo, tuvo lugar este acto conmemorativo en el que se rindió homenaje a todos los caídos por la defensa de Gran Canaria de ataques extranjeros, y especialmente de los que murieron en la Batalla de La Naval. Militares del Regimiento de Artillería Antiaérea 94 de La Isleta, acompañados de varios cañones de época, fueron los encargados de protagonizar la parada militar que se organizó en los Jardines de La Luz para celebrar esta efeméride.

Durante el evento, Hidalgo tuvo palabras de agradecimiento para “el Regimiento de Artillería Antiaéreo nº 94, con sede en La Isleta, a su coronel jefe y Alcaide Honorario del Castillo de La Luz, Don Enrique Javier Rivera, a quien, por cierto, tuve el honor de entregarle el bastón de mando de Alcaide del Castillo en acto celebrado el pasado año en el Salón Dorado de las Casas Consistoriales, ya que por la pandemia no se pudo celebrar aquí este emotivo acto”.

El regidor capitalino evocó la valentía de los que defendieron a la Isla hace 426 años, destacando así “la memoria de aquella gesta defensiva de la ciudad y lo que supuso para su población y para su identidad. La gratitud ya entonces manifestada a Nuestra Señora de La Luz por la protección que ofreció a tan decididos defensores se mantuvo generación tras generación de grancanarios a través de los siglos, y dio pie a unas celebraciones enormemente tradicionales y arraigadas en los sentimientos de este pueblo”. 

Hidalgo también mostró su agradecimiento tanto a la Comisión de Fiestas de La Naval como al Real Club Victoria, por “el esfuerzo realizado para que este homenaje y esta celebración, que reflejan el sentir tan arraigado entre la ciudadanía a través de los siglos, consolidado como uno de los puntos más señeros del programa de Fiestas de La Naval, rememorando una de las efemérides más insignes de la historia de Las Palmas de Gran Canaria”. 

El acto conmemorativo terminó con una ofrenda floral a los caídos por España, a la que siguió una salva disparada por uno de los cañones desplegados hoy en los Jardines de La Luz, y el desfile de una brigada del Regimiento de Artillería Antiaérea 94.