UNIDAD CONTRA LA VIOLENCIA

 

NAVIERA ARMAS

 

cd

En los últimos diez años (2012-2021), se perdieron en accidentes un total de 27 buques graneleros de más de 10.000 tpm, que además causaron la muerte de 92 marinos, según los datos del informe más reciente publicado por la asociación internacional de armadores de buques graneleros (INTERCARGO) sobre accidentes de estos buques. Las 27 unidades perdidas suman un total de 2,3 millones de tpm (Mtpm) y una edad media de 19,6 años. En el decenio anterior (2002-2011) estas mismas cifras ascendían a 68 buques con 2,7 Mtpm.

Los accidentes relacionados con la licuefacción de la carga, informa Anave, resultaron ser los más graves para la vida humana. Los cinco buques perdidos por esta razón en el periodo analizado provocaron la muerte de 70 marinos, el 76,1% del total de las víctimas mortales. Los 22 fallecidos restantes se debieron a inundaciones a bordo. Otros trece incidentes se produjeron debido a varadas. En estos últimos, las investigaciones posteriores destacaron el factor humano como causa probable de los incidentes.

Por tamaños de buques, se registró la pérdida de seis graneleros Handysize (hasta 35.000 tpm), que representan el 22,2% del total en número de unidades y once Handymaxes (de 35.000 a 60.000 tpm), que representan el 42,2% del total, cuatro de ellos relacionados con la presunta licuefacción de la carga. Los dos Panamaxes (60.000 a 80.000 tpm) accidentados desde 2012 suponen el 7,4%. Por encima de 80.000 tpm, se perdieron siete buques, el 25,9% del total. Las pérdidas de un Newcastlemax y un mineralero de gran porte (Very Large Ore Carrier, VLOC) volvieron a llamar la atención sobre la seguridad de los graneleros más grandes.