FIMAR 2024

 

NAVIERA ARMAS

 

CANARIONA

 

AUTORIDAD PORTUARIA SANTA CRUZ TENERIFE

 

lo

Los astilleros del Puerto de Las Palmas, Astican y Zamakona, están preparados para afrontar durante los próximos años los retos que impone el nuevo marco normativo sobre transición energética en el ámbito marítimo. Así lo han explicado hoy Germán Suárez, por parte de Astican, y Roberto Hernández, por parte de Zamakona, ante los asistentes a la Maritime Week Las Palmas 2022 (#MWLPA22). Durante la sesión de conferencias de esta mañana, operadores nacionales e internacionales recibieron información detallada de las instalaciones y servicios de ambos astilleros, instalaciones que pudieron visitar esta misma tarde en una visita realizada al Puerto de La Luz y de Las Palmas.

Este es otro segmento de actividad, el de las reparaciones navales, que ha sido dado a conocer en el marco de esta cumbre marítima internacional que organiza Petrospot, al margen del bunkering y del suministro de todo tipo de mercancías. Tras presentar cada astillero sus singularidades y fortalezas, el mensaje que se ha lanzado por parte de ambos es que ya ofrecen garantías ante los cambios que tanto a la hora de construir como de reparar buques se habrán de afrontar cuando los armadores se vean obligados a cambiar de combustibles por las nuevas normas sobre emisiones contaminantes que afectarán al tráfico marítimo. 

Germán Suárez explicó hoy que Astican prevé un aumento de actividad como consecuencia de la transición energética. Los buques deberán utilizar nuevos combustibles que reduzcan la huella de carbono y eso exigirá modificaciones importantes que deberán ejecutarse en el astillero. Los armadores tendrán que cumplir la normativa, tanto la europea como la que se exige a nivel mundial. En su opinión, ahora mismo la industria marítima carece de soluciones concretas para poder cumplir con el nuevo marco legal. Suárez considera, además, que tampoco los puertos están, en general, preparados para el suministro de nuevos combustibles, por lo que en los próximos años prevé cambios sustanciales y simultáneos en el conjunto de la industria marítima. 

Por su parte, Roberto Hernández, de Zamakona, afirmó que ya este astillero está preparado tanto para construir barcos que cumplan con los requisitos actuales de sostenibilidad medioambiental como para ejecutar las modificaciones en buques ya en uso que deberán cambiar sus sistemas de propulsión. Hernández añadió que Zamakona ya está apostando desde el Puerto de Las Palmas por las energías renovables marinas, como es el caso de la eólica, sector en el que esta entidad prevé participar tanto a nivel de construcción como de reparación. El directivo de Zamakona expuso además ante los operadores presentes hoy en la Maritime Week Las Palmas las ventajas de que disfruta la ubicación de su astillero en Las Palmas, entre tres continentes, con la previsión de un importante incremento de actividad en el sector del oil&gas en la cuenca del oeste de África.