NAVIERA ARMAS

 

da

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife trabaja desde 2017 en un importante proyecto para mejorar y establecer la infraestructura necesaria en sus puertos que permita suministrar energía eléctrica a los buques tipo ferry de líneas regulares en sus puntos de atraque, servicio que desde hoy dispone naviera Armas Trasmediterránea para, durante sus escalas nocturnas, apagar los motores auxiliares de sus buques rápidos, contribuyendo significativamente a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y ruido a la atmósfera.

 

La conexión a la red eléctrica terrestre proporcionada por la Autoridad Portuaria permite que los motores auxiliares de los buques, utilizados para sistemas de refrigeración, iluminación y equipos de emergencia, permanezcan apagados durante todo el tiempo que están atracados, en este caso de 10 de la noche a 6 de la mañana, disminuyendo notablemente los ruidos en la zona y mejorando la calidad del aire.

 

En este sentido, el puerto de Santa Cruz de Tenerife fue testigo esta mañana de una demostración del procedimiento de conexión y carga del buque “Volcán de Taidía” a la red eléctrica del puerto capitalino. El evento contó con la presencia del presidente de Puertos de Tenerife, Pedro Suárez, el director de la entidad portuaria, Pablo Nieto, y los máximos responsables de la Explotación e Infraestructuras del puerto, Domingo González y Javier Mora respectivamente. Representando a la naviera, el CEO del Grupo Armas Trasmediterránea, Sergio Vélez, el director de Operaciones, José Vicente Herrero y el delegado de la compañía en Santa Cruz de Tenerife, Agustín Guerra.

 

Para Suárez “esta es una iniciativa más desarrollada en el marco de las relaciones puerto-ciudad, ya que la ciudadanía santacrucera se beneficiará de forma especial de la prestación de estos servicios que reducen las emisiones acústicas y de dióxido de carbono a la atmósfera”. El presidente de Puertos de Tenerife resaltó que “vamos muy adelantados a los objetivos 2030, y probablemente en 2027 tengamos conexiones eléctricas en todos nuestros puertos. Ahora empezaremos a trabajar con las conexiones de los cruceros y con nuestras terminales de carga, esperando alcanzar una sensible reducción de la huella de carbono”.

 

Por su parte Sergio Vélez subrayó que “es un día importante para nosotros

porque representa muchos compromisos cumplidos con la sostenibilidad, con

el bienestar de los vecinos y con la regulación europea”, a lo que añadió “gracias a esta iniciativa hemos pasado a la reducción total del sonido de los motores. Agradecemos a la Autoridad Portuaria su colaboración, siendo pionera en España en la prestación de estos servicios en sus puertos”.

 

La conexión al puerto de Santa Cruz de Tenerife durante las escalas nocturnas de los fastferry de Armas Trasmediterránea se alinea con la estrategia de sostenibilidad y eficiencia de la compañía. Gracias al sistema de ‘cold ironing’, los motores diésel de sus buques pueden apagarse y conectarse al suministro eléctrico terrestre, que implica una reducción de la contaminación acústica y de emisiones de CO2 en la zona.

 

Además, la naviera utiliza biocombustibles producidos a partir de residuos agrícolas, lo que contribuye aún más a la reducción de dichas emisiones y promueve la economía circular.

 

OPS en Puertos de Tenerife.  Cabe resaltar que la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife fue pionera en el país al implementar el suministro de electricidad a buques atracados, comenzando en el puerto de La Gomera en julio de 2020. Esta iniciativa se extendió al puerto de La Palma en marzo de 2021, mitigando así la contaminación acústica y las emisiones de CO2 durante las horas nocturnas, lo que ha mejorado significativamente la calidad de vida de las comunidades cercanas a estos puertos.

 

En el puerto de Tenerife se ofrece este servicio a dos tipos de embarcaciones, las plataformas petrolíferas atracadas en el Dique del Este, que requieren electricidad para mantener operativos sus sistemas de emergencia, refrigeración e iluminación sin necesidad de utilizar sus motores auxiliares, y los buques de tráfico regular de pasajeros.