NAVIERA ARMAS

 

Maersk

A medida que la demanda mundial de buques portacontenedores sigue superando de forma notable a la oferta, el número de buques inactivos desciende a cifras no vistas desde la pandemia. Según los nuevos datos de Alphaliner, en el primer semestre de este año el tonelaje amarrado representó una media del 0,7% de la flota de portacontenedores, “volviendo a los niveles observados durante la pandemia”, informó el analista.

En términos de TEU, según Anave, el tonelaje amarrado supuso 210.000 de los 29,6 millones de TEU de capacidad total de la flota mundial de portacontenedores, igualando las cifras registradas en el primer semestre de 2022. Actualmente, los datos de Alphaliner muestran sólo 77 buques sin actividad comercial y disponibles, que totalizan 217.038 TEU, pero solo dos de ellos superan los 12.500 TEU.

Según declaraciones de Stanley Smulders, director de marketing y comercial del operador de líneas regulares de portacontenedores ONE, no hay buques parados. “Todos los buques están trabajando. Todas las navieras necesitan buques en este momento”, declaró Smulders.

Alphaliner también destacó que el número de buques de mayor porte que se entregarán a finales de este año y el próximo ha aumentado considerablemente. “Esto puede parecer sorprendente a primera vista, teniendo en cuenta que el actual auge de la demanda se debe, en gran parte, a factores coyunturales, como la crisis del mar Rojo que ha provocado los desvíos por el cabo de Buena Esperanza y una temporada alta temprana”, explicó el analista.

Sin embargo, podría explicarse por las expectativas de los operadores, que ven poco probable que se recuperen las rutas a través de Suez en el corto plazo. “Unos volúmenes de carga superiores a los previstos, gracias a un comportamiento de la economía mundial mejor de lo esperado, a pesar de los numerosos retos geopolíticos, también podría explicar cierta confianza de los operadores”, concluyó Alphaliner.