NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

PYMAR

La construcción naval de nuestro país se situó, a cierre del pasado ejercicio, en el segundo puesto de la Unión Europea con más unidades tanto contratadas como entregadas, liderando además mercados de alta complejidad constructiva y sofisticación tecnológica como el de los grandes buques para la industria pesquera, y situándose como la segunda potencia mundial y primera de la Unión Europea en segmentos como el de los buques oceanográficos. Así lo recoge el Informe Anual de Actividad del Sector de la Construcción Naval elaborado por PYMAR, la sociedad que agrupa a los principales astilleros privados españoles. “España está especializada en construcciones de buques a medida con un alto componente tecnológico y sostenibilidad medioambiental, destacando entre los países más avanzados del mundo”, ha afirmado Almudena López, consejera delegada de PYMAR.

El Informe refleja que los astilleros españoles registraron el pasado año la entrada en vigor de un total de 25 nuevos contratos y 136.825 cgt, con los que la cartera de pedidos nacional logró sumar al cierre de 2019 un total de 45 buques y 376.580 cgt, generadores de cerca de 12 millones de horas de trabajo. Los proyectos de construcción encargados se caracterizan por su alto valor añadido en diversas tipologías como los buques de pasaje, pesqueros de última generación, buques de apoyo a la acuicultura marina u oceanográficos. Estos segmentos han supuesto más del 70% de las cgt contratadas por los astilleros españoles durante el pasado año.

Almudena López del Pozo ha puesto el acento en el papel de PYMAR en buena parte de estas contrataciones, por su activa participación para la obtención e implementación de la financiación necesaria y el otorgamiento de garantías a través de instrumentos como el Fondo de Garantías Navales o el Fondo de Coberturas Financieras. Adicionalmente, ha destacado el relevante papel de PYMAR en la imprescindible colaboración público-privada y ha destacado el importante apoyo institucional de las Administraciones central y autonómicas al sector de la industria naval, incluso en momentos tan difíciles como los vividos como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Cabe señalar, asimismo, la actividad de los astilleros españoles en el segmento de la reparación y mantenimiento naval con cerca de un millar de encargos en una amplia diversidad de buques, incrementando la facturación casi un 30% frente al año anterior. Entre las distintas tipologías objeto de reparaciones y de tareas de mantenimiento, destacan los buques pesqueros, los yates, los buques mercantes, los cruceros, las unidades offshore o los buques militares, entre otros.