NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

sw

Agentes de la Guardia Civil del Área de Instrucción Fiscal del Departamento Fiscal del Puerto de La Luz y de Las Palmas han tenido conocimiento, a través de cuatro denuncias en lo que va de este año 2020, de la comisión de intentos de estafas vía telemática a seis empresas ubicadas en el Puerto de La Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, informa Europapress.

Al respecto, informan de que los presuntos autores utilizan el denominado 'sistema phising', que consiste en intervenir completamente el correo electrónico de la empresa, realizando un barrido y/o filtrado del mismo, de tal forma que cualquier correo que envíe o reciba la empresa puede ser interceptado por el delincuente cibernauta, pudiendo éste realizar sobre el mismo cualquier tipo de modificación.

Así, una vez que el delincuente tiene acceso al correo e intercepta los mismos, averigua las distintas operaciones comerciales con otras empresas, así como deudas pendientes tanto las que debe cobrar a clientes como las deudas a proveedores, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Estos datos, indican, permite al delincuente, tras suplantar la identidad de la propia empresa, proveedor o cliente, según le interese, mandar correo electrónico (duplicado y casi idéntico) a la parte interesada, y con cualquier tipo de excusa, actualmente usando el estado de alarma por el coronavirus, solicita que los pagos pendientes se realicen en otra cuenta, por reestructuración de la organización de la empresa, aportando el número de cuenta en el que deben continuar los ingresos.

Ante esta situación, y pensando las víctimas que se están comunicando con su cliente o proveedor, entre otros, accede a lo solicitado, cometiendo en ese momento la estafa, ya que "en ningún caso" ninguna de las partes tiene conocimiento que sus correos electrónicos han sido interceptados, por lo que desconocen que el interlocutor es una persona diferente a los que creen.

Ante este tipo de estafas, la Guardia Civil pide desconfiar cuando reciban correo electrónico o cualquier otro medio de una empresa o personal con el que tenga relación comercial y en el que le indiquen una modificación de número de cuenta diferente a la habitual.

También piden revisar que el correo electrónico es exactamente el mismo que el habitual (suelen cambiar un dígito o letra, haciéndolo casi imperceptible a simple vista), así como la extensión que sea la máxima.

En cuanto a la prevención, apuntan que en caso de recibir un correo, aparentemente de empresa que tiene relación comercial, en el que le pide que abone en otro número de cuenta, ponerse en contacto telefónico con personal de confianza de dicha empresa y que le verifique tal extremo.

Así, en caso de ser interceptado su correo electrónico, contactar y mandar desde otro correo no asociado a la empresa, correos masivos a todo los clientes y proveedores, alertando de esta situación, puesto que al igual que han interceptado su correo, pueden contactar con clientes y proveedores, haciéndose pasar por su empresa.