NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

MARITIME WEEK LAS PALMAS

 

sw

El sector pesquero se une a la celebración del Día Mundial de los Océanos, que conmemora hoy la importancia económica y ambiental de los recursos marinos, y que este año está marcado por la covid19, que ha reducido la actividad de la flota pero no la ha parado. “A pesar de las amenazas, debemos hablar de la pesca en positivo, es un actividad esencial y estratégica”, afirma el secretario general de la patronal de armadores Cepesca, Javier Garat.

La pesca marina da trabajo -directo o indirecto- a unos 200 millones de personas, mientras que unos 800 millones de habitantes del planeta dependen de la cadena de valor de producción y venta de pescado y de marisco, según datos de la ONU, citados por Cepesca.

España, primera potencia pesquera de la Unión Europea (UE) -con 8.884 barcos y más de 30.000 tripulantes- ocupa el puesto 19 dentro de los países con más capturas mundiales, con China en cabeza, seguido por Indonesia (2); EEUU (3) y Rusia (4). El Régimen Especial del Mar español tiene 61.283 trabajadores afiliados. Las mujeres representan, aproximadamente, un 50 % en la cadena de valor de pescado; en España, ocupan el 35,4%.

La competencia desleal, la “presión de los partidarios” de limitar la actividades -entre ellos la Comisión Europea (CE)-, el cambio climático y la contaminación son para la patronal Cepesca las principales amenazas de la flota; a escala nacional, el sector sobrevive a las dificultades económicas como consecuencia de la pandemia.

Por el contrario, entre sus avances resalta las inversiones y las mejoras tecnológicas para fomentar una actividad sostenible de los recursos, así como los progresos en favor de los derechos laborales, y para todo ello pide el apoyo de las administraciones.